Manipulación Locura y Confusión.

(Marcelo Cosin – Diario Digital)

Somos muchos los que coincidimos en suponer que estamos viviendo en un mundo en estado de confusión.

Delirio, agregarán otros y otras.

Locura, por qué no.

Me parece bien que en la interpretación de cada uno se incluya un punto de partida. Un punto desde el cual se mira. Una intención.

En mi caso me coloco en mi estado de subjetividad particular.

Los ochenta recién cumplidos. Una especie de distancia temporal que cambia el cristal por el cual se mira. (¿la vejez? ¿el tiempo transcurrido? ¿la libertad de opinar sin temor a lo que vendrá?)

Todos los días de mis días comienzan con una agenda virtual que contempla pocos datos de actualidad, pero precisos:

  • Las cifras de la pandemia
  • Los titulares insidiosos y provocativos de los medios hegemónicos.
  • El estado de las catástrofes naturales del planeta.
  • El crimen del día que ayudará a la agenda comercial de los medios mercantiles.
  • La temperatura, los vientos y mi presión arterial.

El mundo lo repaso a través de algunos diarios importantes ( The New York Times, Le Monde, El País, y un repaso, una ojeada a los de acá y las redes Sociales y especialmente los portales que voy descubriendo en el tiempo que dedico a navegar libremente por Internet.)

MANIPULACIÓN

No puedo dejar de sorprenderme de la capacidad de manipulación que ejercen los medios de todo tipo sobre un segmento de la sociedad (gran mayoría) que construye sus creencias, principios y valores en una pequeña pantalla de 4.7 pulgadas que son en medidas usuales 11.94 centímetros medidos en diagonal de la pantalla. (Pruébelo ahora)

Siete personas de cada diez está mirando la pantalla del celular en cualquier circunstancia cotidiana.

¿Y qué sucede en ese rectángulo mágico?

Sucede de todo. Noticias verdaderas, falsas, publicidad, promociones, juegos, música, chistes, chismes.

Esa variedad de información que se recibe y se emite al mismo tiempo construye la subjetividad con la que nos manejamos para vivir de manera cotidiana.

Una proporción enorme de ese paquete de comunicación proviene de los medios concentrados y hegemónicos que son los que manipulan e interceden en nuestras decisiones, opiniones, acciones y voluntades.

El mundo actual está manipulado por una pequeña proporción de poderosos que acumulan el 90% de poder, dinero y medios.

La única revolución posible – creo – consiste en cambiar esas proporciones de poder.

Si el poder financiero, económico, productivo y mediático está en pocas manos es casi imposible acceder a la famosa LIBERTAD. Por el contrario somos un rebaño de 8 mil millones de habitantes del planeta que actuamos como títeres manipulados y explotados por un par de Grandes Hermanos que controlan y explotan nuestras vidas productivas.

LOCURA

Locura es una manera vulgar de denominar la neurosis social, un concepto que proviene de Sigmund Freud, especialmente en sus obras El Malestar en la Cultura y Psicología de Masas y Análisis del yo Obras completas Sigmund Freud Ordenamiento, comentarios y notas de James Strachey con la colaboración de Anna Freud, asistidos por Alix Strachey y Alan Tyson Traducción directa del alemán de José L. Etcheverry Volumen 18 (1920-22) Más allá del principio de placer Psicología de las masas y análisis del yo y otras obras Amorrortu editores

La locura es una incapacidad relacionada con la realidad.

Vivimos una etapa en la que poco a poco se agudizaron los conflictos de una sociedad fragmentada y enfrentada. El capitalismo consiguió que la gente pensara o sintiera que la felicidad consiste en perseguir un objetivo de triunfo, de éxito, simbolizado por el consumo.

El capitalismo establece como modelo la acumulación. Y no se puede conseguir acumular si no es a expensas de la explotación. El capitalismo es valorar lo individual versus lo colectivo. El capitalismo requiere de promover la competencia, el mercado y la disputa por una pirámide de poder.

El capitalismo no puede traer nada mejor que la idea de competencia, pelea, disputa y sometimiento.

El capitalismo es justamente locura porque establece el campo de acción en alcanzar el máximo posible siempre a costa de los más sacrificados e imposibilitados de competir.

Por eso el capitalismo está simbolizado por el aparente goce de unos pocos obtenido por el sufrimiento de muchos.

Por eso, este modelo que triunfó por encima de otros de características sociales y económicas basadas en IGUALDAD, LIBERTAD Y SOLIDARIDAD, condujo a una sociedad de estructura neurótica. Es decir una sociedad que no puede vivir la realidad. Una sociedad que está manipulada, exaltada, violentada. Una sociedad de la locura.

CONFUSIÓN

Una sociedad manipulada, manejada como un teatro de títeres con personajes sometidos y con malos que son buenos y buenos que son malos. Una sociedad sometida a la banalización de la cultura, a la producción de noticias falsas, escandalosas y provocativas. Una sociedad en la que la mayoría son pobres, marginales y que no tienen muchas veces ni techo, ni comida. Una sociedad en la que apenas diez multimillonarios en el mundo acaparan la riqueza de dos mil millones de personas. UNA SOCIEDAD CON ESTAS CARÁCTERÍSTICAS al menos debe sufrir de un estado de CONFUSIÓN.

¿Para qué vivimos? ¿En que consiste la felicidad? ¿Por qué odiamos al otro o a la otra? ¿Por qué nos odian? ¿Para qué sirven y cómo ayudan las miles de religiones? ¿Puede la cultura ordenar nuestras relaciones?

Es posible continuar hasta el infinito con estas preguntas sin respuesta. Esa es la confusión. No tenemos respuestas. Y quienes creen tenerlas gracias a la FE o a idolatrar gente como uno que tiene la capacidad de liderar, posiblemente se encuentren con la necesidad de hallar protección contra el sufrimiento con variables irracionales.

El siglo XXI está bajo el dominio de las fuerzas naturales que ayudadas por la incomprensión de líderes naturales de derecha que priorizan el hoy al mañana nos coloca en más y más CONFUSIÓN.

El debate está abierto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.