Cristina: realidad y percepción.

Uno – Una investigación acerca de la imagen de Cristina Fernández Kirchner.

La imagen es una representación de la realidad, pero no es la realidad misma. Escribir o hablar acerca de la imagen de una persona implica hacer un estudio, un análisis de esa representación, de ese reflejo de la realidad. La imagen de Cristina no es Cristina sino lo que los demás creen ver, piensan, califican, opinan, justifican, proyectan acerca de ella.

Cristina Fernández es una persona pública. Ser una persona pública significa que es ampliamente conocida, que desde hace muchos años tiene una presencia significativa en los medios masivos, en los selectivos, en las redes sociales. Acerca de Cristina se han realizados cientos de investigaciones acerca de su personalidad, su desempeño en la función pública, su valoración como presidenta, vice-presidenta, como mujer, como madre, como sujeto social.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es cfk5.jpg

Percepción.

Cristina Fernández ocupa un lugar privilegiado desde 2003 en un espacio de la mente de millones de argentinos, argentinas, ciudadanos y ciudadanas de otros países, en personalidades mundiales y especialmente en los medios masivos de comunicación y en las redes sociales, pero también en los ámbitos privados de las reuniones de negocios, los hogares de personas comunes, en las instituciones , en ámbitos académicos y populares. Especialmente en la Argentina, Cristina debe figurar en primer lugar de conocimiento (Sé quién es) y en particular en los comentarios periodísticos de quienes la respetan como los que la desprecian. Hay varios videos de cientos de repeticiones del nombre Cristina en boca de quienes la insultan, la maltratan, la ensucian y desprestigian.

¿La imagen se construye?

La imagen es un reflejo, una proyección. Cada uno(a) de nosotros(as) tenemos una imagen. Es decir, aunque no queramos vamos dejando estelas en el camino que dibujan una imagen que se materializa, recién, cuando es percibida por otro(a).

Cuando nos mostramos, cuando hablamos, cuando escribimos, generamos unos rasgos que van construyendo una imagen. ¿Esa imagen que construimos es una representación exacta de nosotros mismos?. No, la imagen es la que percibe el otro y no lo que nosotros queremos tener como imagen

La imagen de una persona, es decir, la idea que tenemos acerca de una persona, no es fija ni definitiva. Depende de las distintas representaciones que esa persona exhibe, muestra o connota o denota.

Así como frente a la foto de una persona algunos pueden ver o mejor aún percibir que rasgos tiene, imaginar cómo piensa, cómo siente, otro puede ver o percibir lo contrario. ¿Pero la foto es la misma?. Si, nuestra percepción es la que se ocupa de generar un significado de esa foto, de esa imagen.

Versus

Es la misma Cristina. ¿Cuántas Cristinas hay?. Sólo una. Pero en las cabezas de las personas hay más de una. Y esa imagen que alguien tiene de Cristina puede ir cambiando a medida que se modifiquen las imágenes que de ella se tienen.

Próximo capítulo: Cristina mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .