Manual ilustrado del Gorila Moderno en la era de las redes sociales.

DIARIO DE CUARENTENA

Manual ilustrado del Gorila Moderno en la era de las redes sociales.

No sé si todos conocen el origen del término Gorila para denominar a los que no tienen otra ideología que la de ser antiperonista. El término Gorila aplicado a los antiperonistas tiene tres fuentes: 1) la película Mogambo, en la que el protagonista Clark Gable le decía a su enamorada Grace Kelly, “deben ser los gorilas”. A su vez en el programa La Revista Dislocada, el humorista Delfor puso de moda una canción que tenía en una de sus estrofas la letra “deben ser los gorilas, deben ser” y la tercer fuente es la del diputado radical unionista que denominó a los votantes peronistas del 24 de febrero de 1946 como “aluvión zoológico”.

Pasaron 70 años desde que Perón ganó en elecciones limpias la presidencia de la Nación. Y en todo ese tiempo algo se mantuvo incólume: la ideología antiperonista. Y ya es una denominación adquirida y aceptada la de llamar gorilas a los antiperonistas.

Hay gorilas fundadores que ya no están entre nosotros y que pueden servir de modelos para los gorilas que vinieron a continuación e inclusive a los actuales gorilas, algunos de los cuales no saben siquiera por qué son gorilas.

El primer gorila de la historia no era argentino. Se llamaba Spruille Braden y era el embajador norteamericano en la Argentina en la precisa etapa en que se jugaban las campañas electorales entre el novísimo peronismo, encabezando la candidatura presidencial el entonces coronel Juan Domingo Perón versus la fórmula de la Unión Democrática que tenía como titulares a José Tamborini y Enrique Mosca.

Braden simbolizaba lo que en la historia se repetiría y seguramente se seguirá repitiendo “el antiperonismo”. Por eso, a mi entender, el slogan de campaña del Partido Laborista, el partido que Cipriano Reyes le había prestado a Perón para legalizar su fórmula presidencial junto a un radical, Hortensio Quijano, fundador de la línea Unión Cívica Radical Junta Renovadora, primera manifestación frentista del peronismo-radicalismo. Braden, que hacía campaña para la Unión Democrática, forjaba sus argumentos no en favor de la coalición que defendía, sino en contra de Perón y de su posición en favor de los trabajadores. Lisa y llanamente Braden acusaba a Perón de ser un peligro para la democracia en América porque podría poner en marcha un plan para restituir el nazismo en el mundo. La verdad es que ni Inglaterra creía en las clásicas verborragias de los norteamericanos. La verdad es que Braden ya defendía los intereses comerciales de los países que habían ganado la guerra y estaban dispuestos a convertir a América Latina es un productor de alimentos, minerales, petróleo y mano de obra que trabajara para los países proimperialistas,

Por eso Braden fue el primer Gran Gorila.

Pero rápidamente tuvo seguidores. Los diputados de la Acción Democrática en lugar de asumir un digno papel que apoyara la transformación de un país sometido a un país soberano, aunque criticaran lo que estaba mal o no les gustaba del peronismo, se dedicaron simplemente a ser Antiperonistas. Es decir, gorilas. Algunos diputados, si bien opositores mantenían una línea más honorable: Arturo Frondizi, Luis Dellepiani, Oscar López Serrot, Félix Liceaga, Gregorio Pomar (por la Capital Federal)- Pero aparecieron los primeros gorilas de la filas opositores: Honorio Pueyrredón, Solanet, Silvano Santander, Ernesto Sanmartino.

Opositor no era ni es sinónimo de gorila. Gorila es aquel que vive pendiente del peronismo, que rechaza el origen popular del peronismo del 17 de octubre de 1945, que no es a favor de nada sino que todo lo coloca en función a su odio al otro que es fundamentalmente el odio a lo popular. En el fondo, el gorila es quien desprecia al “cabecita negra”, por lo tanto es racista y desprecia lo simbólico del peronismo, sus marchas, sus manifestaciones.

El manual del Gorila implica llevar un disfraz. El disfraz de demócrata, el disfraz de republicano. El gorila oculta sus simpatías por los gobiernos militares, pero muchos otros gorilas no lo ocultan sino que lo ponen de manifiesto cuando pueden.

¿Que odia el gorila?

Antes que a nadie odia a Evita y a Perón. No es un odio político, es un odio social. El gorila se caracteriza por enarbolar banderas de odio. En la Argentina del 2003 al 2015 se puso en evidencia que había un peronismo que se agregaba al clásico peronista de los más humildes, de los trabajadores, de las mujeres que pudieron votar desde 1952. Y en la era kirchnerista el gorila nunca soportó a quienes podían comprar un auto, irse de vacaciones, comprarse ropa de marca, comer carne. Por eso no es casualidad que gorilas como Javier González Fraga lo expresara con contundencia: “ellos creían que podían irse de vacaciones…”. Macri fue Gorila siempre, desde que era estudiante en un colegio elitista como el Newman. Macri era gorila como eran gorilas sus compañeros. Gorilas son los desesperados de la clase media por arribar a los símbolos de la alta burguesía. Como o ese pibe que gritaba “quiero tener la libertad de comprarme dólares porque quiero veranear en Punta del Este. Gorilas son las Susanas Giménez que provienen de la clase media baja y el éxito de un cuerpo y una cara la convirtieron en una Gorila de ejemplo. Gorilas como Fernando Iglesias, son casi gorilas de excepción: son tan grotescos como gorilas que los propios gorilas los desprecian. Gorila como Brandoni es un gorila con algo de traición, algo de resentimiento y mucho de su fracaso como político aunque sea un exitoso actor. Gorilas como Casero y otros similares como Juan Acosta, son apéndices de egocentrismo y también de odio a “no pertenecer”. Después está el gorilaje social, el de los vecinos de Palermo, Recoleta y Belgrano, o Caballito, que son gorilas por aspiración. Habría mucho más, pero me parece suficiente para que cada un@ de l@s que lee estas crónicas de Cuarentena pueda agregar su propio Gorila Preferido.

Mañana no podemos ir al zoológico. Pero una de esas hay cacerolazos y los podremos escuchar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .