Diario de Cuarentena (2)

Presagios

Viernes 27 de marzo de 2020, año de la Pandemia.

Marcelo Cosin

Dormí mal.

En general me duermo con la radio hablándome a los oídos a través del audífono y muchas veces no sé si estoy escuchando o soñando e inclusive no sé si en lugar de un sueño es una película o una serie que sigue en el televisor que no apagué antes de dormirme.

Es complicado, pero es así.

Hoy es el día 12 de mi cuarentena.

Me desperté lleno de malos presagios. Algunos de ellos ridículos. Por ejemplo que si me quedo sin las pilas que uso habitualmente (Rayovac) – que son muy buenas y mucho más baratas que las Duracell – no voy a poder comprarlas en el local de electrónica que está en Bulnes y Charcas porque está cerrado por cuarentena.

Creo que semidormido escuche en la AM750 que un 80% de la población mundial puede estar infectada por el coronavirus en menos de un año. Tampoco puedo asegurarlo porque antes de dormirme pensé en esa misma cifra y posiblemente el dato sea incierto o producto de mi vida consciente que en el sueño se transforma en un mero hecho onírico que tiene más que ver con mis fantasías de muerte que con la adorad@ Eros.

Estoy viendo una serie que se llama Algo en que creer, recomendada por mi amigo Edu Szvetelman. Es una serie danesa que te involucra en el pensamiento religioso plagado de corrupción, hipocresía y falsedad.

¿Soy ateo, agnóstico o no tiene importancia lo que uno cree ser? Lo dejo a consideración de cada un@ de ustedes que ya deben estar con tiempo suficiente para reflexionar acerca de ideas tan poco productivas. Podemos discutirlo, de todas maneras, ya que tiempo tenemos.

Cuando miro por el balcón de mi estudio y me complace ver entrar el sol y distinguir a lo lejos el sur de la ciudad, me doy cuenta de que tengo un privilegio dentro del encierro. ¿Cómo será la cuarentena en las villas, en el Fuerte Apache, en las cercanías de la estación Moreno, en las filas de laburantes en Constitución que tienen el pase por trabajar en la industria de la alimentación, la salud o similares? Es una imagen horrible y que genera una impotencia difícil de soportar.

Ayer a la noche, después de ver la serie, a la una y pico de la madrugada entré a Facebook a ver qué onda y encontré que un viejo amigo, a quién conozco hace más de sesenta años, postea fake news a patadas en contra de este gobierno que se banca como puede salir adelante con todas las barajas en contra. ¿Es posible? Siempre admiré su capacidad profesional (es médico y psicoanalista), culto, viajado, y un poco más grande que yo. (Debe tener 80). Está bárbaro de pinta y me imagino de guita. ¿Les pasa algo o será cierto que la vejez a veces deforma la sensibilidad?

La cuarentena lo vuelve a uno (no sé si a vos te pasa) historiador, melancólico, reflexivo. Hacía tiempo que no revisaba viejos papeles, viejas fotos, viejos objetos. Ahí estaba mi carnet de Atlanta de los 11 años, peinado con jopo a lo Tucho Méndez, la foto de mi mamá en malla enteriza a los 35 años, la fotito chiquita tamaño carnet de mi abuela Rosa cuando mi abuelo salomón la hizo socia adherente del Sindicato del Vestido. Una libretita comprada en Montevideo, con rayas naranjas en diagonal en la tapa con notas de ideas para escribir, del año 1982.

Mis radios Sony que se arruinaron, el manual del video reproductor Panassonic, la credencial de Medicus del 90 y también las fotos que trajo mi abuela de esa aldea cercana a Kiev en un cajoncito de madera que hizo su papá que era carpintero y yo todavía la tengo. Ahí guardo fotos, slides, tarjetas de cuando era ejecutivo de publicidad.

La cuarentena da para todo.

Mañana, seguimos, si Trump, Bolsonaro y sus socios no deciden que mejor es mandarle un misil al pobre de Maduro que se las come todas como si fuera el verdadero culpable de la pandemia.

Saluete.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .